El rey emérito Juan Carlos I regresa a España tras dos años de exilio

El-rey-em-rito-Juan-Carlos-I-regresa-a-Espa-a-tras-dos-a-os-de-exilio-Cuba-Impacto

El ex monarca, que reside en Emiratos Árabes Unidos desde 2020, visitará Galicia “del 19 al 23 de mayo”, indica la Casa Real.

Por Cuba Impacto

El ex rey de España Juan Carlos I, exiliado desde agosto de 2020 en Emiratos Árabes Unidos tras acusaciones de malversación de fondos, regresa este jueves por primera vez a su país para una breve visita.

Juan Carlos comunicó a su hijo el rey Felipe VI su decisión de viajar a España a partir de este 19 y hasta el lunes 23 de mayo, informó el palacio real en un comunicado el miércoles por la noche. Esta breve visita se produce cuando las tres investigaciones contra ex rey en España fueron desestimadas por los tribunales en marzo.

De acuerdo con lo previsto, Juan Carlos irá primero a Sanxenxo, localidad gallega (noroeste) donde a partir del viernes se disputará una regata en la que tomará parte el "Bribon", velero con el que fue campeón del mundo en 2017. A continuación, viajará el lunes a Madrid para visitar a Felipe VI, su esposa Sofía y otros miembros de su familia antes de partir "el mismo día" hacia Abu Dabi donde ha establecido su residencia permanente y estable, prosiguió el palacio.

Configuración "privada"

La visita se enmarca en el deseo de Su Majestad Juan Carlos de viajar regularmente a España para visitar a su familia y amigos en un entorno "privado", concluye el comunicado de palacio, mientras que la posibilidad de que el ex monarca se aloje en un palacio oficial ha suscitado críticas en el país.

Esta visita, objeto de polémica, fue denunciada en particular por el partido de izquierda radical Podemos, miembro del gobierno de coalición del presidente del Gobierno socialista Pedro Sánchez. Figura central en la transición democrática tras la muerte del dictador Franco en 1975, Juan Carlos, que abdicó en 2014 en medio de escándalos, se fue de España a Abu Dabi en agosto de 2020 tras revelaciones cada vez más comprometedoras.

Luego explicó que quería "facilitar" a su hijo Felipe VI "el ejercicio" de sus funciones ante "las consecuencias públicas de ciertos hechos pasados ​​en (su) vida privada". Pero su destino había suscitado aún más críticas, mientras que sus vínculos con las monarquías del Golfo están en el centro de las sospechas sobre su opaca fortuna.

Casos cerrados

Las tres investigaciones que lo tenían como objetivo en España fueron finalmente desestimadas a principios de marzo. Incapaz de enjuiciar al ex monarca por la falta de pruebas incriminatorias, la prescripción de los delitos y la inmunidad de la que se benefició como jefe de Estado hasta 2014, la fiscalía, sin embargo, había subrayado las "irregularidades fiscales" de las que el ex rey había sido culpable.

Como parte de la más importante de ellas, la Fiscalía española intentaba desde diciembre de 2018 determinar si Juan Carlos de 84 años se había embolsado una comisión por la atribución, en 2011, a un consorcio español de la construcción de una línea férrea entre La Meca y Medina, en Arabia Saudita. El ingreso en 2008 por parte de la monarquía saudí de 100 millones de dólares a la cuenta suiza de una fundación de la que Juan Carlos era beneficiario estuvo en el centro de este primer expediente.

Pero la fiscalía había explicado que esa suma era a priori un “regalo” recibido por el soberano en su calidad de jefe de Estado, lo que sin embargo podría haber representado un delito de “corrupción” ahora prescrito. Incluso antes del exilio de Juan Carlos, Felipe VI había decidido en marzo de 2020 renunciar a la herencia de su padre y retirar su asignación anual de cerca de 200.000 euros.