Los occidentales están desgarrados por el delicado tema del apoyo a Ucrania

Los-occidentales-est-n-desgarrados-por-el-delicado-tema-del-apoyo-a-Ucrania-Cuba-Impacto

Mientras los anglosajones quieren debilitar a Rusia, los europeos occidentales se preocupan por las consecuencias. ¿Es probable que este desacuerdo se convierta en discordia?

Por Cuba Impacto

Las posiciones occidentales de apoyo a Ucrania divergen cada vez más entre anglosajones y europeos occidentales, persiguiendo los primeros el objetivo estratégico de debilitar a Rusia, cuyas posibles consecuencias preocupan a los segundos. Joe Biden y Emmanuel Macron resumen esta discordancia entre ellos. El presidente estadounidense declaró el 26 de marzo que Vladimir Putin “no puede permanecer en el poder”, mientras que el francés dijo el 9 de mayo que no se lograría la paz en la “humillación” de Rusia.

Más allá de las palabras, Estados Unidos y el Reino Unido están bañando a Ucrania con armas mucho más masivamente que Francia o Alemania. Washington y Londres también son más extrovertidos que París y Berlín en las sanciones contra Moscú, y ya no parecen creer en una solución diplomática al conflicto que los europeos siguen esperando.

Washington está gastando decenas de miles de millones de dólares para suministrar armas. "¡Es una ganancia inesperada, están debilitando el poder ruso sin un soldado estadounidense!" dijo Gérard Araud, ex embajador de Francia ante los Estados Unidos y las Naciones Unidas. “Por su parte, los británicos son el pez-piloto de los estadounidenses, desde el Brexit ya no tienen otra política posible”, prosigue.

Los riesgos económicos no son iguales para todos

Del lado europeo, "hay grietas", reconoce el exdiplomático italiano Marco Carnelos, entre países del Este muy hostiles a Rusia por razones históricas, y europeos occidentales que apoyan a la Ucrania atacada, pero son más moderados y mucho más expuestos a las consecuencias de la guerra que Washington. “La pregunta es: ¿qué precio están dispuestos a pagar los europeos por un posible cambio de régimen en Moscú?” resume Marco Carnelos. Más allá del peligro de una escalada militar, “el precio económico por alcanzar el objetivo estadounidense podría ser astronómico”.

"Desde el punto de vista económico, existe una verdadera asimetría" entre la exposición de los anglosajones y la de los europeos, con los alemanes a la cabeza, explica Sébastien Jean, profesor de economía industrial en el Conservatorio Nacional de Artes y Oficios. “Estados Unidos, al igual que Reino Unido en menor medida, son importantes productores de energía, su dependencia de las importaciones es más limitada”, recuerda.

Es probable que la industria alemana sufra mucho

Las perturbaciones de la guerra pesan "principalmente sobre las materias primas en bruto o procesadas, incluidos insumos importantes para la industria", como el paladio, la potasa, el neo, el níquel, etc. Sin embargo, “la industria alemana, muy potente pero muy consumidora de energía, está muy expuesta a este choque”, analiza. “Te hace ver las cosas de manera muy diferente”, entre el campo de los países ricos de Europa Occidental y el campo de los estadounidenses y británicos, asociados a los países de Europa del Este.

¿Está Europa en peligro de ser desgarrada una vez más? “El apoyo verbal paneuropeo a Ucrania esconde grandes diferencias en el apoyo material, que van desde la gran generosidad de Polonia (…) hasta las muy lentas y débiles entregas de Alemania, e Italia en el medio”, resume el historiador militar estadounidense Edward Luttwak en Twitter. A pesar de “estas tensiones que están aumentando por el endurecimiento estadounidense, esto no ha impedido que la UE tome decisiones unidas hasta ahora”, señala Gérard Araud.