Marruecos-España: reabren las fronteras terrestres tras dos años de crisis

Marruecos-Espa-a-reabren-las-fronteras-terrestres-tras-dos-a-os-de-crisis

Los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla estuvieron cerrados durante la primera ola de la pandemia de coronavirus en marzo de 2020. El bloqueo continuó debido a un distanciamiento diplomático.

Por Cuba Impacto

Los puestos fronterizos entre Marruecos y los enclaves españoles de Ceuta y Melilla reabrieron en la noche del lunes 16 al martes 17 tras más de dos años de cierre por la crisis de la Covid-19 y una querella diplomática recientemente disipada. Las puertas se abrieron poco después de las 23:00 hora local/medianoche hora española frente a unas decenas de coches que se dirigían a Ceuta.

Situada en el norte de Marruecos, frente a España, los minúsculos enclaves de Ceuta y Melilla son las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea en el continente africano. Pero su reapertura aún es limitada ya que solo concierne a los titulares de pasaportes y visas de países de la zona Schengen. Los trabajadores transfronterizos marroquíes, exentos de visados ​​para acceder a Ceuta y Melilla, aún tendrán que esperar hasta el 31 de mayo para poder entrar.

Además, las autoridades marroquíes han decidido prohibir la reanudación del contrabando, tolerado hasta otoño de 2019 entre Ceuta y la ciudad transfronteriza marroquí de Fnideq. Este tráfico diversificó la economía local pero privó a las aduanas marroquíes de importantes ingresos: entre seis y ocho mil millones de dirhams (550-750 millones de euros) cada año. Para ponerle fin, las autoridades de Rabat habían cerrado en octubre de 2019 los puntos de paso destinados a los transportistas de mercancías libres de impuestos entre la ciudad autónoma española de Ceuta y el territorio marroquí. Para compensar el fin del contrabando, las autoridades marroquíes inauguraron en febrero de 2022 una zona de actividad económica (ZAE) en Fnideq. Este proyecto, que prevé la creación de más de 1.000 puestos de trabajo directos, ha requerido una inversión de 200 millones de dirhams (19 millones de euros).

Los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla fueron cerrados durante la primera ola de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020. El bloqueo continuó debido a la crisis diplomática desencadenada hace un año entre los dos países vecinos por su diferendo sobre el disputado territorio del Sáhara Occidental. Madrid puso fin a esta ola de frío el pasado 18 de marzo tras haber dado un vuelco espectacular y reconocido el plan de autonomía propuesto por Rabat para esta antigua colonia española. El conflicto del Sáhara Occidental -un vasto territorio desértico rico en fosfatos y con aguas repletas de peces- ha enfrentado a Marruecos contra los saharauis del Frente Polisario apoyados por Argelia durante décadas.

El rifirrafe entre Rabat y Madrid, provocado por la recepción en España del líder del Polisario, Brahim Ghali, ingresado en un hospital español en abril de 2021 para ser atendido allí por la Covid-19, había desembocado en la llegada a Ceuta en mayo de 2021 de más de 10.000 inmigrantes en 24 horas, gracias a una relajación de los controles fronterizos del lado marroquí. La reconciliación sellada recientemente entre Madrid y Rabat ha permitido relanzar la cooperación bilateral, especialmente en materia migratoria. Las conexiones marítimas para pasajeros entre los dos países vecinos se reanudaron el 12 de abril.