Washington anuncia nuevas medidas para Cuba: aumentarán remesas, procedimientos migratorios, y vuelos

Washington-anuncia-nuevas-medidas-para-Cuba-aumentar-n-remesas-procedimientos-migratorios-y-vuelos-C

El levantamiento de las sanciones se refiere en particular a los procedimientos de inmigración, transferencias de dinero y enlaces aéreos.

Por Cuba Impacto

El gobierno de Biden anunció el lunes 16 de mayo el levantamiento de una serie de restricciones a Cuba, incluidos los procedimientos de inmigración, transferencias de dinero y conexiones aéreas, una decisión que promete suscitar un animado debate sobre el tema políticamente delicado en Estados Unidos.

Este anuncio es el resultado de una revisión de la política estadounidense hacia el régimen de los Castro, que había sido lanzada por el presidente Joe Biden. Según un comunicado del Departamento de Estado, la administración estadounidense restablecerá en particular un programa suspendido durante varios años, que facilitaba los trámites migratorios para miembros de una misma familia. También promete aumentar la capacidad de procesamiento de solicitudes de visa en La Habana.

Estados Unidos también eliminará el tope de 1,000 dólares por trimestre y por remitente/destinatario que hasta ahora ha limitado las transferencias de dinero a Cuba, y también autorizará el envío de dinero fuera de la familia. El Departamento de Estado específica, sin embargo, que estos flujos financieros no deben “enriquecer” a personas o entidades que violen los derechos humanos. Este tope lo decidió el expresidente Donald Trump, quien tomó una serie de medidas contra el castrismo durante su mandato.

La administración Biden también aumentará el número de vuelos entre Estados Unidos y la isla, autorizando el servicio a otras ciudades además de La Habana. También autorizará determinados viajes en grupo actualmente prohibidos. Sin embargo, las sanciones financieras dirigidas a personalidades o entidades del régimen siguen vigentes, dijo la administración Biden.

El anuncio corre el riesgo de enviar el mensaje equivocado a las personas equivocadas en el momento equivocado y por las razones equivocadas.

Bob Menéndez, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado

Las medidas anunciadas este lunes son "decisiones prácticas destinadas a responder a la situación humanitaria" en Cuba y a "desarrollar oportunidades económicas" para los cubanos, dijo un alto funcionario de la administración estadounidense. El presidente demócrata Joe Biden busca encontrar un delicado equilibrio entre un deseo declarado de “apoyar al pueblo cubano” y alentar sus aspiraciones democráticas por un lado, y la firmeza contra el régimen comunista por el otro. El verano pasado condenó la represión de las principales manifestaciones en Cuba y tomó una serie de sanciones contra funcionarios cubanos.

El tema de las relaciones con Cuba está políticamente candente en Estados Unidos, que alberga una gran comunidad de inmigrantes de origen cubano. "El anuncio de hoy corre el riesgo de enviar el mensaje equivocado a las personas equivocadas en el momento equivocado y por las razones equivocadas", criticó de inmediato Bob Menéndez, presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado y, sin embargo, miembro como Joe Biden del partido demócrata.

La oposición conservadora, por su parte, lleva mucho tiempo íntimamente asociada a la fuerte crítica al régimen de La Habana. El senador republicano Marco Rubio ha acusado a la administración Biden de contar en sus filas con "simpatizantes" del régimen comunista en Cuba. El funcionario electo de Florida, donde reside la mayoría de la diáspora cubana en Estados Unidos, afirmó además que la decisión del gobierno representaba “los primeros pasos hacia un retorno a las políticas fallidas de Obama sobre Cuba”.

Recordemos que durante su mandato, Barack Obama, del que Joe Biden era vicepresidente, había optado por una política de apertura histórica con la isla caribeña, que había permitido un breve repunte en las relaciones entre ambos países. Llegado a la Casa Blanca, Donald Trump había endurecido sin embargo las sanciones contra el castrismo, revirtiendo a la política del presidente demócrata.

“Anuncio del gobierno EEUU es un paso limitado en dirección correcta”, pero “no han cambiado ni los objetivos, ni los principales instrumentos de la política fracasada de Estados Unidos contra Cuba”, reaccionó en Twitter por sus parte, el canciller del régimen, Bruno Rodríguez.