Refugiados: Polonia completa la construcción de su muro en la frontera con Bielorrusia

Refugiados-Polonia-completa-la-construcci-n-de-su-muro-en-la-frontera-con-Bielorrusia-Cuba-Impacto

Con esta barrera de 5,5 metros de altura, Varsovia pretende disuadir a los inmigrantes de entrar en su territorio, reprochando a Minsk que permita su afluencia para "desestabilizar" la región.

Por Cuba Impacto

Desde el verano pasado, miles de inmigrantes y refugiados, en su mayoría de Oriente Medio, cruzaron o intentaron cruzar la frontera entre Polonia y Bielorrusia. Occidente ha acusado al régimen bielorruso de orquestar esta afluencia con su aliado ruso, como parte de un ataque “híbrido”, lo que Minsk niega.

En respuesta, Polonia ha establecido una zona de exclusión a lo largo de esta frontera para los no residentes, incluidos los trabajadores humanitarios y los medios de comunicación. Allí envió miles de soldados y policías, puso en marcha la construcción de la barrera y aprobó una ley que autoriza la devolución de migrantes a Bielorrusia, una práctica condenada por los organismos internacionales y la justicia.

Más de 186 kilómetros, 350 millones de euros

"La barrera que hemos construido nos separa de la oscura dictadura del líder bielorruso Alexander Lukashenko", dijo el ministro polaco del Interior, Mariusz Kaminski. Bielorrusia "comparte la responsabilidad de la agresión de Rusia contra Ucrania", insistió, hablando frente a la valla de la ciudad fronteriza de Kuznica. El muro, de 5,5 metros de altura, se extiende a lo largo de 186 kilómetros y se calcula que costó 350 millones de euros.

Al menos una docena de personas murieron en la frontera entre Polonia y Bielorrusia donde, durante el invierno, los inmigrantes y refugiados, muchos de los cuales huían de la guerra y la pobreza en Oriente Medio, se enfrentaron a condiciones extenuantes y heladas.

“Expulsión y riesgo de malos tratos”

El jueves, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) condenó a Polonia en dos casos separados de devolución de solicitantes de asilo chechenos en la frontera con Bielorrusia. En particular, el Tribunal falló a favor de una familia de siete rusos de Chechenia, incluidos cuatro niños menores, que se habían presentado dieciséis veces en la frontera. Los guardias fronterizos polacos rechazaron sus solicitudes de asilo y los enviaron de regreso a Bielorrusia, "con el riesgo de deportación y malos tratos en Chechenia", escribe el TEDH.

Los demandantes destacaron el carácter “degradante” del trato infligido por las autoridades polacas y recordaron la prohibición de expulsión colectiva de extranjeros, consagrada en el Convenio Europeo de Derechos Humanos. Desde la invasión rusa de Ucrania, Polonia, por otro lado, ha abierto sus fronteras a los refugiados ucranianos.