Vaticano: Corre, corre, el rumor de una renuncia del Papa

Vaticano-Corre-corre-el-rumor-de-una-renuncia-del-Papa-Cuba-Impacto

La frágil salud de Francisco, que le obligó a posponer su viaje a África, ha reavivado las especulaciones sobre una posible salida.

Por Cuba Impacto

Programada para principios de julio, la visita de Francisco a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur se pospuso indefinidamente. Y muchos se preguntan ante las imágenes de un soberano pontífice haciendo muecas de dolor durante ciertas apariciones: ¿logrará honrar su viaje a Canadá, previsto para finales de julio? Esto se mantiene “hasta nuevo aviso”, responde el Vaticano.

Desde principios de mayo, el jesuita argentino, de 85 años, se desplaza en silla de ruedas o con bastón, debilitado por fuertes dolores en la rodilla derecha. Para aliviar su dolor de rodilla, recibe regularmente infiltraciones y se somete a sesiones de fisioterapia, según el Vaticano, que cultiva la discreción con respecto a su salud.

"No puedo esperar a verlo partir"

El tratamiento "sigue su curso y está dando sus frutos", asegura una fuente cercana. Sin embargo, estos raros cambios tardíos en la bien engrasada maquinaria del Vaticano han reavivado la preocupación sobre la capacidad de gobierno de Jorge Bergoglio y reavivado los rumores de una posible renuncia. Esta teoría "vuelve cíclicamente", observa el vaticanista italiano Marco Politi, autor del libro "Francisco, la peste y el renacimiento".

"Estos rumores son alentados por los adversarios del Papa que están ansiosos por ver partir a Francisco". En 2014, el mismo Francisco contribuyó a alimentar esta hipótesis, creyendo que Benedicto XVI había “abierto una puerta” al renunciar a su cargo.

“Frenesí mediático”

Ante la posibilidad de una salida inminente, otras voces llaman a la templanza. “En el entorno del Papa, la mayoría de la gente no cree mucho en la posibilidad de una dimisión”, señala una fuente vaticana. “Desde que uno empieza a decir que el Papa está muy enfermo, pueden pasar muchos años: la enfermedad de Juan Pablo II comenzó en 1993 y terminó en 2005”, recuerda Alberto Melloni, historiador del cristianismo y secretario de la Fundación para las Ciencias Religiosas.

La salud de Francisco ya había alimentado las especulaciones durante su operación de colon en julio de 2021. Pero este creciente interés por el líder espiritual de los católicos, cuyas redes sociales han ampliado el eco, no es nuevo. “Bajo Juan Pablo II, el progreso de la enfermedad era muy visible, había interrogantes durante años” y “a menudo también había noticias falsas”, recuerda el padre Federico Lombardi, ex director de la sala de prensa del Vaticano.

"Con Benedicto XVI, fue más bien la debilidad de la edad la que progresó y llevó a la renuncia, de forma gradual", añadió, refiriéndose al papa emérito, que ahora tiene 95 años y vive en un monasterio del Vaticano.

Consistorio a finales de agosto

En septiembre de 2021, el propio Francisco había bromeado sobre estos rumores. Sigo “vivo, aunque algunos me quieren muerto”, bromeó. Pero en esta primavera, tres acontecimientos alimentan las interrogantes, entre los que destaca la celebración, el 27 de agosto, de un consistorio para crear veinte nuevos cardenales.

De paso, el Papa reunirá en Roma a cardenales de todo el mundo y acudirá a L'Aquila (Abruzos), a la tumba de Celestino V, el primer Papa en dimitir, en el siglo XIII. Esta conjunción sin precedentes intriga a la prensa italiana e internacional, algunos de los cuales ven en ella una oportunidad para que el Papa anuncie su decisión al mundo.

0/Post a Comment/Comments