Diplomacia: Biden en camino a su primera gira por Medio Oriente

Diplomacia-Biden-en-camino-a-su-primera-gira-por-Medio-Oriente-Cuba-Impacto

Al presidente estadounidense le espera un acto de equilibrio, entre los vaivenes del conflicto israelo-palestino, las tensiones con Irán y las negociaciones con la potencia petrolera saudí.

Por Abu Duyanah

Se espera que el presidente de los Estados Unidos esté en Israel este miércoles en su primera gira por el Medio Oriente. El Air Force One aterrizará alrededor de las 15:30 en el aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv, donde Joe Biden será recibido por el presidente Isaac Herzog y el primer ministro Yair Lapid. Y, de inmediato, el ejército israelí debe darle una demostración de sus tecnologías, incluido un láser anti-drones, una forma de reunir a Washington en su conspiración contra su enemigo número uno: Irán.

“Las discusiones (con Biden) se centrarán ante todo en Irán”, dijo esta semana Yair Lapid, primer ministro interino hasta las elecciones anticipadas del 1 de noviembre.

Joe Biden, un veterano de la escena política estadounidense, visitó por primera vez Israel en 1973, cuando este país era, bajo el liderazgo de Golda Meir, aliado del Irán del Shah. Hoy, Israel está tratando de evitar que las potencias occidentales, incluidos Estados Unidos y Francia, revivan el acuerdo internacional de 2015 que rige el programa nuclear de Irán, que Donald Trump hundió en 2018.

Con el levantamiento de las sanciones económicas de Estados Unidos a Irán, Israel teme que un acuerdo pueda aumentar la ayuda proporcionada por la República Islámica a aliados como el Hezbolá del Líbano y el Hamás palestino, los motivos favoritos de Israel.

Seguridad mejorada

La policía israelí desplegará unos 16.000 soldados durante la visita, una operación denominada "Magen Kahol Shalosh (Blue Shield-3)".

Y se cerrarán muchos caminos en todo Israel, incluso en Jerusalén. En King David Street en Jerusalén, donde se hospedará Joe Biden, se colocaron banderas estadounidenses en los postes para marcar la primera visita de un jefe de Estado estadounidense desde el republicano Donald Trump en 2017.

Para disgusto de los palestinos, la administración Trump reconoció a la disputada ciudad de Jerusalén como la capital de Israel y trasladó allí la embajada de Estados Unidos, una medida que Joe Biden no revirtió.

La cuestión de Jerusalén es uno de los principales escollos del proceso de paz israelo-palestino suspendido desde 2014. Los palestinos pretenden hacer de Jerusalén Este, la parte oriental ocupada por Israel desde 1967, la capital de un futuro Estado.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, dijo el lunes que Washington había restablecido "lazos diplomáticos casi rotos" con los palestinos. Enumeró el apoyo financiero restaurado y el apoyo "inequívoco" de Washington a una solución de "dos estados", palestino e israelí. Joe Biden podría anunciar ayuda económica a los palestinos en Jerusalén Este el jueves.

A pesar de una solicitud, no está programada una reunión con la familia de Shireen Abu Akleh, una periodista estadounidense-palestina del canal de Qatar Al-Jazeera que fue asesinada a tiros en mayo durante una operación israelí en Cisjordania, un territorio palestino ocupado por Israel desde 1967

La ONU, Al-Jazeera, Qatar, la familia Abu Akleh y diversas investigaciones periodísticas sostienen que el disparo provino de un soldado israelí, escenario considerado "probable" por Estados Unidos, que ha descartado la hipótesis de un disparo deliberado.

"Sin sentido"

Joe Biden debe discutir el viernes en Belén en Cisjordania con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas. Si bien afirma tener el punto de vista opuesto a Donald Trump, el demócrata de 79 años no ha reabierto el consulado estadounidense en Jerusalén Este, ni ha buscado realmente relanzar el proceso de paz.

"Hasta ahora, solo escuchamos palabras vacías y no vemos ningún resultado", dijo a la AFP Jibril Rajoub, porta voz de la Autoridad Palestina.

Otro tema crucial: la perspectiva, todavía bastante hipotética, de una normalización entre Arabia Saudí e Israel. Joe Biden trazará un vínculo simbólico entre los dos países al realizar el viernes un vuelo directo sin precedentes entre Tel Aviv y Jeddah.

“El presidente Biden volando directamente a Arabia Saudita resume la dinámica de los últimos meses (…) Esperamos y actuamos de tal manera que estos sean los primeros pasos, el comienzo, de un proceso de normalización”, dijo un alto funcionario israelí el martes.

A la administración de Biden también le gustaría que el reino saudí, aliado estratégico de Estados Unidos y el mayor exportador mundial de crudo, abra las compuertas para calmar el aumento de los precios del oro negro y calmar la inflación.

En la campaña, Joe Biden quería reducir este reino al rango de “paria” tras el asesinato en 2018 del periodista saudí Jamal Khashoggi. Elegido, desclasificó un informe que concluía que el príncipe heredero y hombre fuerte del reino Mohammed bin Salman, conocido como "MBS", había "validado" este asesinato. El sábado en Jeddah, se espera que Joe Biden se reúna con el mismo “MBS”.