A la Luna: lanzamiento de cohete de la NASA pospuesto nuevamente

A-la-Luna-lanzamiento-de-cohete-de-la-NASA-pospuesto-nuevamente-Cuba-Impacto

Debido a una fuga de combustible, no se pudo llevar a cabo la salida de la misión Artemis 1, prevista para este sábado por la NASA. No se volverá a intentar pronto.

Por Cuba Impacto

El nuevo megacohete de la Nasa a la Luna no podrá volver a lanzarse a principios de septiembre tras ser cancelado este sábado en el último momento por segunda vez en una semana, un contratiempo que pospone el lanzamiento del programa estadounidense de retorno a la Luna, Artemis.

"Es un vehículo completamente nuevo, una tecnología nueva, un objetivo completamente nuevo: regresar a la Luna para prepararse para un viaje a Marte, y sí, es difícil", dijo en una conferencia de prensa el jefe de la NASA, Bill Nelson.

Tras un primer intento fallido el lunes por problemas técnicos, el despegue de la primera misión de prueba Artemis 1, sin astronauta a bordo, estaba previsto esta vez para el sábado a las 14:17 hora local, del Centro Espacial Kennedy en Florida.

Pero los equipos de la NASA no lograron resolver un problema de fuga de combustible, que comenzó en la madrugada, durante las operaciones de llenado de los tanques de los cohetes. Esta fuga de hidrógeno líquido ultrafrío fue calificada de “grande” por Mike Sarafin, a cargo de la misión en la NASA.

El "principal sospechoso", explicó, es una "junta" que rodea una pieza que conecta el tubo de combustible y el cohete, una pieza diseñada para romperse a gran velocidad justo cuando el cohete está a punto de despegar.

Los equipos creen que tienen que reemplazar este sello, ya sea directamente en la plataforma de lanzamiento, o devolviendo el cohete a su edificio de ensamblaje, a unos pocos kilómetros de distancia. Por lo tanto, este trabajo imposibilitaría el lanzamiento para el martes, cuando finaliza el actual periodo de posible lanzamiento, debido a las posiciones de la Tierra y la Luna.

¿Semanas de retraso?

Otro problema: el sistema de autodestrucción de emergencia del cohete, diseñado para detonarlo en caso de desviación de la trayectoria después del despegue, debe a priori volver a probarse, y solo puede probarse en el edificio de montaje. Sin embargo, devolver el cohete y sacarlo llevará “semanas”, dijo Mike Sarafin.

Los próximos períodos posibles para un lanzamiento son del 19 de septiembre al 4 de octubre, luego del 17 al 31 de octubre. Mike Sarafin dijo que todavía era "demasiado pronto" para descartar por completo finales de septiembre y prometió un informe de situación la próxima semana.

La NASA dijo que el período de principios de octubre sería complicado de coordinar, debido al despegue previsto a la misma hora de una tripulación de astronautas para la Estación Espacial Internacional, también desde el Centro Espacial Kennedy.

Seis semanas en el espacio

Sea como fuere, las decenas de miles de espectadores que se esperaban en la costa este sábado para el despegue todavía tendrán que esperar para ver el espectáculo. El cohete SLS naranja y blanco, que nunca ha volado antes, ha estado en desarrollo durante más de una década para convertirse en el más poderoso del mundo.

Gracias a esta nueva nave, la agencia espacial estadounidense pretende reconectarse con la lejana exploración humana, estando la Luna 1000 veces más lejos que la Estación Espacial Internacional. Se espera que el viaje dure unas seis semanas en total. Orión se aventurará hasta 64.000 kilómetros detrás de la Luna, más lejos que cualquier otra nave espacial habitable hasta el momento.

El objetivo principal de Artemis 1 es probar el escudo térmico de la cápsula, el más grande jamás construido. Cuando regrese a la atmósfera terrestre, tendrá que soportar una velocidad de 40.000 km/h y una temperatura la mitad de la de la superficie del Sol. En total, la nave deberá recorrer unos 2,1 millones de kilómetros hasta aterrizar en el Océano Pacífico.

Alunizaje en 2025

El completo éxito de la misión sería un alivio para la NASA, que originalmente contaba con un primer lanzamiento en 2017 para SLS, y habrá invertido a finales de 2025 más de 90.000 millones de dólares en su nuevo programa lunar, según una auditoría pública .

Si bien con el programa Apolo la NASA solo envió hombres blancos a la superficie lunar entre 1969 y 1972, con Artemisa quiere permitir que la primera persona de color y la primera mujer caminen sobre la Luna.

La próxima misión, Artemis 2, llevará astronautas a la Luna en 2024, sin aterrizar allí. Este honor estará reservado para la tripulación del Artemis 3, en 2025 como muy pronto. La NASA para ese momento quiere lanzar alrededor de una misión por año.

Se tratará entonces de construir una estación espacial en órbita lunar, bautizada Gateway, y una base en la superficie de la Luna. Allí, la NASA quiere probar las tecnologías necesarias para enviar a los primeros humanos en un viaje de ida y vuelta a Marte. Tal viaje, que duraría varios años, podría intentarse a fines de la década de 2030.

0/Post a Comment/Comments