Crisis: En Líbano, roban cinco bancos por desesperación

Crisis-En-L-bano-roban-cinco-bancos-por-desesperaci-n-Cuba-Impacto

Desesperados, cada vez más libaneses atacan a los bancos para intentar recuperar sus ahorros, bloqueados desde hace tres años, para, en particular, pagar los costes sanitarios.

Por Cuba Impacto

Líbano se ha visto afectado por una serie de robos a bancos esta semana, incluidos cinco solo este viernes, ya que muchos ahorradores están desesperados por retirar sus ahorros, que han estado atrapados en el país devastado durante tres años por una crisis económica sin precedentes. Un total de siete robos ocurrieron en dos días en diferentes puntos del país.

Desde 2019, Líbano se encuentra sumido en una profunda crisis económica achacada por gran parte de la población a la mala gestión, la corrupción, la negligencia y la inercia de una clase dominante en el poder durante décadas. La crisis se caracterizó por restricciones bancarias draconianas que impedían a los ahorristas tener libre acceso a su dinero, mientras que la moneda local perdía más del 90% de su valor frente al dólar en el mercado negro.

Un efecto bola de nieve

El miércoles, el atraco protagonizado por una joven libanesa que asaltó un banco en Beirut, para recuperar sus ahorros bloqueados, con el fin de pagar los gastos de hospitalización de su hermana, enferma de cáncer, tuvo un efecto bola de nieve. Ese mismo día, un hombre asaltó otro banco en la localidad de Aley, al noreste de la capital.

El viernes se registraron otros cinco robos, incluidos tres en Beirut y dos en el sur del país. A primera hora de la mañana, un hombre de 50 años, acompañado de su hijo veinteañero, irrumpió en una sucursal del Byblos Bank en Ghaziyeh, al sureste de Saïda, la principal ciudad del sur del Líbano, dijo un guardia de seguridad que presenció el incidente.

“Él vació una lata de gasolina en el suelo”

El hombre amenazó a los trabajadores bancarios con una pistola, que según un canal de televisión local era falsa, exigiendo el retiro de sus ahorros congelados desde el colapso del banco, que creó una de las peores crisis económicas del mundo desde 1850, según el Banco Mundial. “Él vació una lata de gasolina en el piso, causando pánico en el banco”, dijo el guardia de seguridad.

Tras este incidente, otros dos bancos fueron asaltados unas horas más tarde, en Beirut. En el distrito de Tarik Jdide, la situación de seguridad era tensa después de que un hombre se encerrara dentro de una sucursal del Banco Blom con la policía, dijeron testigos reunidos en la calle. Según ellos, es un comerciante endeudado, que exige el retiro de sus ahorros congelados y no está armado.

Tres kilómetros más adelante, en el barrio de Ramlet al-Bayda, un hombre armado con una escopeta irrumpió en una sucursal del Banco del Líbano y el Golfo, dijeron los residentes. Otros dos bancos fueron asaltados por clientes que querían retirar sus ahorros, elevando a cinco el número de incidentes de este tipo en el país en un día.

Asaltante no procesado

El mes pasado, un ahorrador fue aclamado por la multitud después de que irrumpió en un banco en Beirut, reclamando, pistola en mano, sus más de 200.000 euros ahorrados para pagar las facturas del hospital de su padre. El banco le había acabado dando cerca de 30.000 euros, y él se había entregado a las autoridades. No fue procesado.

“Las medidas de seguridad necesarias”

Ante la multiplicación de estos incidentes, el ministro del Interior convocó este viernes una reunión de urgencia "para tomar las medidas de seguridad necesarias". La Asociación de Bancos de Líbano también ha convocado una reunión de emergencia, al tiempo que decreta el cierre general de todas las sucursales durante tres días la próxima semana.

Por su parte, la principal asociación de ahorristas libaneses expresó su apoyo a los autores de estos robos, diciendo que se enfrentan a “la injusticia y la opresión”. Según el Banco Mundial, las autoridades libanesas han dilapidado los depósitos de los ahorristas durante los últimos 30 años, gracias a un esquema Ponzi. Este método -una estafa que consiste en remunerar a los inversores existentes con fondos aportados por los nuevos entrantes- ha beneficiado a los principales actores políticos y económicos en detrimento de los hogares, dice el Banco Mundial, que denuncia una “depresión deliberada”.

0/Post a Comment/Comments