Guerra en Ucrania: Fuga en gasoductos Nord Stream, se considera sabotaje

Ft-Zo25ux-KZh-Aqj-Cu0l-D-Dq

Este martes, los dos gasoductos que transportan gas de Rusia a Alemania tenían preocupaciones sobre fugas inexplicables. Una fuente se refiere a un "ataque dirigido".

Por Cuba Impacto

Controvertidos y fuera de servicio debido a la guerra en Ucrania, los gasoductos Nordstream que unen Rusia con Alemania se vieron repentinamente afectados por fugas inexplicables en el Mar Báltico, anunciaron el martes las autoridades danesas y suecas, lo que generó sospechas de sabotaje.

Al día siguiente del anuncio de una fuga en el gasoducto paralelo Nord Stream 2, el gasoducto Nord Stream 1 que une Rusia con Alemania se ve afectado a su vez por dos fugas de gas muy raras en el Mar Báltico, indicaron este martes las autoridades de los dos países nórdicos. Copenhague puso inmediatamente en alerta su infraestructura energética, al tiempo que consideró que era “demasiado pronto” para comentar las causas de estos incidentes simultáneos.

Todavía llenos de gas

Objetos de pulso geopolítico en los últimos meses, los dos oleoductos operados por un consorcio dependiente del gigante ruso Gazprom no están operativos, a causa de las consecuencias de la guerra en Ucrania. Pero ambos todavía estaban llenos de gas.

Las autoridades danesas confirmaron este martes por la mañana "otras dos fugas en el gasoducto Nord Stream 1, que tampoco está operativo, pero que contiene gas", indicó el ministro danés de Clima y Energía, Dan Jørgensen.

Un portavoz de la autoridad marítima sueca confirmó a la AFP la detección de las dos nuevas fugas, ubicadas como Nord Stream 2 frente a la isla danesa de Bornholm. Las fugas del Nord Stream 1 se producen fuera de las aguas territoriales, pero una está en la zona económica exclusiva de Dinamarca y la otra en la de Suecia.

"Extremadamente raro"

Las autoridades danesas también han elevado el nivel de vigilancia en el sector de la electricidad y el gas a naranja, el segundo nivel más alto. "Las fugas en los gasoductos son extremadamente raras y, por tanto, vemos un motivo para aumentar el nivel de vigilancia, tras los incidentes que hemos presenciado en las últimas 24 horas", explicó el director de la Agencia Danesa de la Energía, Kristoffer Böttzauw, en un comunicado, en el que prometía una "vigilancia exhaustiva de las infraestructuras críticas de Dinamarca".

Las empresas del sector deberán poner en marcha medidas concretas para aumentar la seguridad de las fábricas e instalaciones. Construido en paralelo al gasoducto Nord Stream 1, el gasoducto Nord Stream 2 estaba destinado a duplicar la capacidad de importación de gas ruso a Alemania. Pero su puesta en marcha inminente ha sido suspendida, en represalia por la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Es "difícil imaginar" que las tres fugas concomitantes en los dos gasoductos submarinos Nord Stream 1 y 2 en el Mar Báltico sean "accidentales", dijo el martes el primer ministro danés, diciendo que no "excluye" el sabotaje. “Es inusual tener tres fugas separadas entre sí. Por lo tanto, es difícil imaginar que sea accidental”, dijo Mette Frederiksen a los medios daneses al margen de un viaje a Polonia sobre las fugas de gas detectadas frente a la isla danesa de Bornholm.

"Todo habla en contra de una casualidad"

Las autoridades alemanas no hicieron comentarios de inmediato. Pero según una fuente cercana al gobierno alemán, citada por el diario alemán “Taggesspiegel”, “todo habla en contra de una casualidad”. “No podemos imaginar un escenario que no sea un ataque dirigido”, dijo esta fuente.

Al igual que con la fuga notada el día anterior en Nord Stream 2, se han tomado medidas de seguridad. Queda prohibida la navegación en un radio de cinco millas náuticas (unos 9 kilómetros), así como su sobrevuelo en un radio de un kilómetro.

Según las autoridades, los incidentes no tienen consecuencias para la seguridad o la salud de los residentes de las vecinas islas danesas de Bornholm y Christiansø. Además, el suministro de energía del país no se ve afectado. El lunes por la noche, el operador de los gasoductos Nord Stream 1 y 2 había informado de una caída de presión inexplicable en el primer gasoducto, tras la detección de una fuga en el segundo.

Kremlin '"extremadamente preocupado"

El Kremlin dijo este martes que estaba "extremadamente preocupado" por las fugas detectadas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2, y afirmó que no hay que excluir "ninguna" hipótesis, incluida la del sabotaje. "Estamos extremadamente preocupados por esta noticia", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, a los periodistas, calificando la información disponible de "muy alarmante".

“Efectivamente, la presión ha bajado significativamente” en los gasoductos, agregó. Consultado sobre la posibilidad de un acto de sabotaje, respondió: “No se puede descartar ninguna opción”. “Es obvio que hay algún tipo de avería (…), pero es imposible excluir nada antes de que los resultados estén disponibles”, continuó Dmitry Peskov, subrayando que el funcionamiento del Nord Stream 1 era una cuestión de "seguridad energética para todo el continente (europeo)".