Muerte de Shireen Abu Akleh: Existe una "gran posibilidad" de que un soldado israelí haya matado a la periodista

Muerte-de-Shireen-Abu-Akleh-Existe-una-gran-posibilidad-de-que-un-soldado-israel-haya-matado-a-la-p

El ejército israelí dijo que el autor del disparo que asesinó a Shireen Abu Akleh, colocado detrás de la periodista estadounidense-palestina, no había visto la palabra “Prensa” y que “lo siente”.

Por Cuba Impacto

El ejército israelí reconoció por primera vez el lunes que había "una gran posibilidad" de que la periodista del canal panárabe Al Jazeera Shireen Abu Akleh fuera asesinada el 11 de mayo por uno de sus soldados. La estadounidense-palestina cubría entonces una operación militar israelí en el campamento palestino de Jenin, un bastión de las facciones armadas palestinas en el norte de la Cisjordania ocupada. Una unidad especial estaba tratando de detener a "sospechosos" allí, lo que provocó enfrentamientos armados.

Tras la muerte de Shireen Abu Akleh, equipada con un chaleco antibalas con las palabras “prensa” y un casco, la Autoridad Palestina y su empleador Al Jazeera acusaron de inmediato al ejército israelí de haberla asesinado. Israel ha negado repetidamente esta acusación, a pesar de las investigaciones periodísticas y de un informe de la ONU que concluye que fue asesinada por un disparo israelí, que sin embargo descarta que haya sido deliberado.

Sin embargo, el lunes, el ejército israelí publicó las "conclusiones" de su investigación y admitió que, efectivamente, uno de sus soldados había disparado contra la periodista, confundiendo su identidad: "Existe una gran posibilidad de que Shireen Abu Akleh haya sido alcanzada accidentalmente por los disparos del ejército israelí contra los sospechosos identificados como palestinos armados".

Análisis balístico

El ejército dijo que había estudiado "cronológicamente" la secuencia de los hechos, analizado los lugares, los videos y los sonidos grabados en el lugar, habiendo realizado incluso una "simulación de la escena", y que "expertos israelíes" habían realizado un análisis balístico de del proyectil, el 2 de julio, en presencia de representantes del “Comité de Coordinación de Seguridad de Estados Unidos para Israel y la Autoridad Palestina”. Debido al “mal estado de la bala”, identificar su origen fue “difícil”, subraya el Ejército en su informe, al señalar que no tiene certeza “inequívoca” del origen del disparo mortal contra la periodista.

Al igual que el ejército israelí, Estados Unidos había llegado a la conclusión de que Shireen Abu Akleh "probablemente" había sido asesinada por fuego desde una posición israelí, sin tener motivos para creer que su muerte fue intencional. “El soldado no buscaba atacar a ningún reportero de Al Jazeera ni a ningún reportero en general. El soldado identificó erróneamente a su objetivo, y lo lamenta”, dijo un alto oficial militar israelí en una conferencia de prensa el lunes. "No debería haber sucedido, no lo hizo a propósito".

Ninguna “sospecha de juego sucio”

Este funcionario indicó que el soldado, apostado a unos 200 metros detrás de la periodista, no había visto su inscripción "prensa" en la parte delantera de su chaleco antibalas. Dijo que la periodista había recibido un disparo en la nuca.

La oficina del fiscal militar israelí anunció el lunes que "no había sospechas de un acto criminal que justificara la apertura de una investigación criminal por parte de la policía militar", aunque existe una "alta probabilidad" de que Shireen Abu Akleh fuera asesinada por soldados israelíes.

“Damos la bienvenida a la investigación de Israel sobre este trágico incidente y volvemos a enfatizar la importancia de determinar la responsabilidad en este caso”, dijo en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Familia frustrada y decepcionada

Los familiares de la periodista, que vivía en Jerusalén, acusaron el lunes a las autoridades israelíes de "evitar asumir la responsabilidad por el asesinato", en un comunicado de prensa publicado a raíz del informe de la investigación israelí. "Seguimos profundamente dolidos, frustrados y decepcionados", dijo la familia, pidiendo una investigación estadounidense "creíble".

0/Post a Comment/Comments