Haití: La ONU dividida sobre el envío de una fuerza internacional a Haití

9e-H92uy-Qa-Eu-BV1k-Vp-QCqpx

El envío de una fuerza internacional a Haití no es unánime en la ONU, donde algunos países temen una mala reacción de la población.

Por Cuba Impacto

El Consejo de Seguridad de la ONU discutió este lunes el posible envío de una fuerza internacional a Haití para permitir que la población salga de la "pesadilla" de la crisis humanitaria y de seguridad, sin tomar una decisión sobre esta opción que no llega a la unanimidad.

“La situación es absolutamente dramática. El puerto está bloqueado por bandas que no dejan salir combustible (…) Sin combustible no hay agua. Y está el cólera”, cuyo tratamiento requiere una buena hidratación, declaró a la prensa el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

“Es una situación absolutamente de pesadilla para el pueblo de Haití”, agregó, repitiendo su llamado a enviar una fuerza armada internacional para liberar la terminal petrolera de Varreux, la más importante del país, bloqueada por bandas desde mediados de septiembre. Una fuerza con vocación “humanitaria”, respondiendo al llamado de ayuda del propio gobierno haitiano.

“Tengo la delicada misión de llevar ante el Consejo de Seguridad el grito de angustia de todo un pueblo que sufre y decir en voz alta y de manera inteligible que los haitianos no viven, sobreviven”, lanzó el canciller haitiano Jean Víctor Geneus. Para hacer frente a la violencia y la parálisis del país, Estados Unidos y México trabajan en dos resoluciones.

"Pensando en la mejor manera"

Una de ellas "autorizaría una misión internacional de asistencia a la seguridad, no perteneciente a la ONU, para mejorar la situación de seguridad y permitir la entrega de ayuda humanitaria", dijo la embajadora estadounidense Linda Thomas-Greenfield al Consejo de Seguridad, que se adelantó varios días.

"Esta resolución propondrá una misión ajena a la ONU limitada, cuidadosamente enmarcada, dirigida por un país socio con la experiencia significativa y necesaria para que tal esfuerzo sea efectivo", agregó, y señaló que Estados Unidos "consideraría la mejor manera de apoyar, habilitar y dotar de recursos” a dicha misión.

Esta idea fue apoyada por muchos miembros del Consejo, pero varios expresaron sus reservas, señalando las manifestaciones que habían tenido lugar en el país contra esta posible intervención extranjera y las responsabilidades de las anteriores.

"Resistencia" de los haitianos

Los cascos azules son los principales responsables de haber introducido el cólera en el país en 2010, provocando una epidemia que acabó con la vida de más de 10.000 personas hasta 2019. Y el regreso de la bacteria que se beneficia de la escasez de agua potable, provocando por el momento unas decenas de muertos, despierta temores de un nuevo desastre.

“Mientras el gobierno carezca de legitimidad y sea incapaz de gobernar, ¿el envío de una fuerza de acción tan rápida tendrá el apoyo de los diversos partidos en Haití o enfrentará resistencia o incluso provocará enfrentamientos violentos con la población?”, lanzó el representante chino Geng Shuang, llamando a la “precaución”.

Sin embargo, China ha señalado su apoyo en principio, con algunos "ajustes" solicitados, para una segunda resolución en preparación que prevé el establecimiento de un régimen de sanciones (prohibición de viajar, congelación de activos, embargo de armas) contra las pandillas y sus líderes

"Barbacoa"

En este punto, el único mencionado por el texto obtenido por AFP es Jimmy Cherizier, apodado "Barbacoa", "uno de los líderes de las bandas más influyentes" que bloquean la terminal de Varreux y cuyas acciones "han contribuido directamente a la parálisis económica y la crisis humanitaria en Haití".

Las sanciones, por su parte, fueron rechazadas por Rusia, que denunció un proceso realizado “a toda prisa”. El representante ruso Dmitry Polyanskiy también llamó a "sopesar todas las consecuencias del envío de contingentes extranjeros", al considerar "inaceptable" la "injerencia en el proceso político haitiano" de "conocidos actores regionales que consideran al continente americano como su patio trasero".

Si el Consejo de Seguridad votara -en una fecha aún no especificada- por el envío de tal fuerza, quedaría por ver qué país la lideraría. “Todos los indicios muestran que Estados Unidos tomará la delantera”, dijo Richard Gowan, analista de International Crisis Group, en referencia al posible apoyo de Canadá y países latinoamericanos. Hasta ahora, los estadounidenses y los canadienses han entregado equipos de aplicación de la ley a la policía haitiana.

0/Post a Comment/Comments