Violencia: Haití pide "asistencia internacional" ante las pandillas

40-DL6-W0tqun-Bm6ki-yg-VLL

Las fuerzas policiales haitianas han estado luchando durante años con las pandillas, que continúan ganando terreno en todo el país.

Por Cuba Impacto

Haití ha solicitado "asistencia internacional" para hacer frente a la crisis de seguridad provocada por bandas criminales, que la policía haitiana no puede resolver por sí sola, dijo el viernes a la AFP Bocchit Edmond, embajador de Haití en Estados Unidos.

"Puedo confirmar que hemos pedido ayuda a nuestros socios internacionales", dijo Bocchit Edmond al margen de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Lima. "Este es un problema de seguridad que nuestra policía nacional no puede manejar sola". El diplomático dijo que la ayuda fue solicitada formalmente el jueves y que Haití está esperando "a que la comunidad internacional y los socios internacionales decidan qué forma tomará".

En Puerto Príncipe, el Consejo de Ministros adoptó el jueves una resolución que otorga al Primer Ministro haitiano Ariel Henry el mandato de "solicitar y obtener apoyo efectivo de los socios internacionales de Haití a través del despliegue inmediato de una fuerza armada especializada, en cantidad suficiente para detener, en todo el territorio, la crisis humanitaria provocada, entre otras cosas, por la inseguridad derivada del accionar delictivo de las bandas armadas y sus patrocinadores”. Este decreto fue publicado en el Diario Oficial de la República de Haití este viernes.

"Lo más pronto posible"

El jueves, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, tuiteó que Haití necesitaba solicitar “ayuda urgente” a la comunidad internacional “para resolver la crisis de seguridad”, y así lo dijo durante su reunión con los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, de Canadá, Mélanie Joly, y de Haití, Jean Victor Geneus.

“Si podemos obtener la ayuda hoy, esa sería la mejor decisión. Lo antes posible, porque no podemos esperar más”, dijo Bocchit Edmond. Desde que Haití anunció un aumento en el precio de la gasolina en septiembre, el país ha sido testigo de disturbios, saqueos y protestas.

Durante años, la policía haitiana se ha visto desbordada, con alrededor de 10.000 agentes para todo el país. “Se está gestando una tragedia humana. También tenemos que lidiar con un resurgimiento del problema del cólera”, agregó Bocchit Edmond. La crisis del combustible significa que “los hospitales no pueden funcionar, los niños no pueden ir a la escuela (…) Es un problema humanitario”.

Antony Blinken dijo el jueves en Twitter que se reunió en Lima con el jefe de la diplomacia haitiana y le aseguró el "apoyo incondicional" de Estados Unidos. “Seguimos comprometidos a ayudar a Haití a restablecer la seguridad y el orden democrático para que todos los haitianos tengan un futuro mejor”, tuiteó el secretario de Estado de Estados Unidos.

0/Post a Comment/Comments