Alemania: una red de extrema derecha que quería atacar el parlamento desmantelado, Rusia niega cualquier vínculo


Veinticinco personas fueron detenidas y 3.000 miembros de la policía movilizados en Alemania. La embajada rusa negó este miércoles cualquier vínculo con grupos "terroristas".

Por Cuba Impacto

La justicia alemana anunció este miércoles 7 de diciembre haber desbaratado los planes de atentados de un grupo de ultraderecha y conspirador que pretendía atacar las instituciones democráticas del país y en particular el Parlamento.

Una gran redada resultó en el arresto de 25 personas en todo el país. Son particularmente sospechosos "de haber hecho preparativos concretos para entrar violentamente en el Bundestag alemán", la cámara de diputados de Berlín, "con un pequeño grupo armado", dijeron los fiscales en un comunicado de prensa. “Sospechamos que se planeó un ataque armado contra los órganos constitucionales”, comentó el ministro de Justicia, Marco Buschmann, en un mensaje en Twitter evocando “una gran operación antiterrorista”.

Se movilizaron alrededor de 3.000 agentes de la ley en toda Alemania y se llevaron a cabo más de 130 registros en lo que los medios de comunicación describieron como la operación policial más grande jamás realizada en Alemania. Además de las detenciones, otras 27 personas son objeto de la investigación y sospechosas de pertenecer a la célula criminal, según la fiscalía. Un arresto tuvo lugar en Austria y otro en Italia.

"Ciudadanos del Reich"

Fundado “a más tardar a fines de 2021”, el pequeño grupo tenía “el objetivo de superar el orden estatal existente en Alemania y reemplazarlo con una forma de estado limpio”, un proyecto que solo podría ser llevado a cabo "por el uso de medios militares y violencia contra funcionarios del Estado", según el comunicado de prensa de la oficina del fiscal de Karlsruhe, a cargo de los casos relacionados con la seguridad del Estado.

Sus miembros están "unidos por un profundo rechazo a las instituciones estatales y al orden básico liberal y democrático de la República Federal de Alemania, lo que ha hecho crecer en ellos, con el tiempo, la decisión de participar en su eliminación por la violencia y de emprender acciones concretas", descifran los fiscales.

Rechazar el orden estatal

En los últimos años, las autoridades alemanas han situado la violencia de la extrema derecha como la amenaza número uno para el orden público. En primavera habían desarticulado otro grupo de ultraderecha sospechoso de haber planeado atentados en el país y el secuestro de la ministra de Sanidad, en el origen de las medidas de restricción anti-Covid.

En particular, se apunta a un movimiento alemán conocido como el “Reichsbürger” (ciudadanos del Reich), quienes tienen el punto común de rechazar el orden estatal. No reconocen sus instituciones, no obedecen a la policía, y no pagan impuestos, entre otras cosas.

Contactos con Rusia

De los aproximadamente 20.000 militantes estimados de esta ideología en Alemania, una franja se ha radicalizado, incluidos los negacionistas del Holocausto y los que consideran el uso de la acción violenta. En el caso del grupo desmantelado, los integrantes también se refirieron a las teorías del movimiento QAnon, un grupo conspirativo de extrema derecha de Estados Unidos, según la fiscalía.

"Creen firmemente que Alemania está siendo dirigida actualmente por miembros de un llamado 'estado profundo'" y que "la inminente intervención de la 'Alianza'", una sociedad secreta técnicamente superior de gobiernos, servicios de inteligencia y militares de diferentes países, incluyendo la Federación Rusa y los Estados Unidos de América, "traerán la liberación" .

Uno de los líderes de la célula también había hecho contactos con “representantes de la Federación Rusa en Alemania”. La embajada rusa en Alemania también ha negado cualquier vínculo con grupos "terroristas e ilegales". Sin embargo, según las investigaciones realizadas hasta el momento, nada indica que estos interlocutores hayan reaccionado positivamente a la solicitud. En su plan para eliminar el orden democrático, esta red fue consciente de que también habrá muertes , “un paso intermedio que se considera necesario” para lograr el “cambio de sistema”.

La Justicia dice haber identificado una organización muy estructurada y jerarquizada compuesta por un "órgano central" y un "brazo militar" encargado de la compra de equipos para el entrenamiento en armas de reclutamiento, pero también de "Justicia" , "Relaciones Exteriores" o "Sanidad". Los ex soldados están entre los protagonistas. Más recientemente, en octubre, miembros del “brazo militar” exploraron los cuarteles de la Bundeswehr para inspeccionar su capacidad para acomodar a sus propias tropas después de su “golpe”.

0/Post a Comment/Comments