Irán: Teherán planea lanzar al menos dos satélites al espacio

Los gobiernos occidentales están preocupados de que el sistema de lanzamiento de satélites pueda usarse para lanzar una ojiva nuclear. Irán lo niega.

Por Cuba Impacto

Irán planea lanzar al menos dos satélites al espacio en los próximos tres meses, anunció este domingo el ministro de Telecomunicaciones, Issa Zarepour. Los gobiernos occidentales temen que los sistemas de lanzamiento de satélites incorporen tecnologías intercambiables con las utilizadas en misiles balísticos capaces de lanzar una ojiva nuclear, que Irán siempre ha negado querer construir.

"Al menos dos satélites serán lanzados al espacio a finales de este año (iraní, que finaliza el 20 de marzo de 2023)", dijo a la agencia Irna el ministro de Telecomunicaciones. Se están preparando los Nahid 1 y 2, agregó Issa Zarepour, sin más detalles. En noviembre, Irán dijo que había probado con éxito un cohete capaz de llevar satélites al espacio.

“Amenaza grave” según Estados Unidos

Anteriormente, en agosto, el país lanzó el satélite Khayyam (llamado así por el erudito persa Omar Khayyam) con un cohete Soyuz-2.1B desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, controlado por Moscú. La agencia espacial iraní había indicado que el dispositivo había sido construido por los rusos bajo la supervisión de Irán.

Estados Unidos afirmó en ese momento que Khayyam sería objeto de actividades de "espionaje", y calificó la creciente cooperación de Moscú con Teherán como una "amenaza" grave. Irán rechazó estas acusaciones y dijo que el dispositivo fue construido "para satisfacer las necesidades del país", en particular en la "gestión de crisis urbanas". Irán insiste en que su programa espacial es solo para fines civiles y de defensa, y no viola el acuerdo nuclear de 2015 ni ningún otro acuerdo internacional.

Este sábado, Teherán también dijo que había aumentado su capacidad de enriquecimiento de uranio . En noviembre anunció que había comenzado a enriquecer uranio hasta un 60 % en su central nuclear de Fordo, superando con creces el umbral del 3,67 % fijado por el acuerdo de 2015 y acercándose al 90 % necesario para producir una bomba atómica.

0/Post a Comment/Comments