Australia: el Ministerio de Defensa retirará las cámaras chinas de sus edificios

El gobierno australiano está tratando de asegurar "completamente" sus edificios eliminando los dispositivos de vigilancia fabricados en China.

Por Cuba Impacto

El Ministerio de Defensa de Australia retirará todas las cámaras de vigilancia fabricadas en China de sus edificios para garantizar que estén "completamente seguros", anunció el gobierno el jueves. Los funcionarios encontrarán y retirarán todas estas cámaras presentes en sitios adscritos al Ministerio de Defensa, dijo el ministro, Richard Marles. “Esto es algo importante que nos ha llamado la atención y lo vamos a arreglar”, para que estos edificios estén “totalmente seguros”, explicó a la cadena nacional ABC.

Al menos 913 de estos dispositivos han sido instalados en más de 250 establecimientos gubernamentales, según datos del legislador opositor James Paterson, conocido por su postura contra el gobierno chino y quien aseguró que estos lugares estaban infestados de “software espías”.

Además del Ministerio de Defensa, también están equipados con estos dispositivos los de Asuntos Exteriores y Hacienda, así como la Fiscalía General. El Australian War Memorial, un extenso complejo de 14 hectáreas financiado por el gobierno en Canberra, también ha confirmado que retirará una pequeña cantidad de cámaras fabricadas en China por un "exceso de precaución".

Fabricantes en la lista negra

Las cámaras en cuestión fueron fabricadas por las empresas Hikvision y Dahua, ambas incluidas en la lista negra de Estados Unidos. Según el Departamento de Comercio de EE. UU., las dos empresas han estado involucradas en la "vigilancia" de la minoría uigur en la provincia china de Xinjiang. En noviembre del año pasado, Washington prohibió la importación de equipos de Hikvision y Dahua , citando un "riesgo inaceptable para la seguridad nacional".

En julio de 2022, 67 parlamentarios británicos pidieron al gobierno del Reino Unido que prohibiera a los dos fabricantes. En junio de 2021, el exsecretario de Estado de Salud, Matt Hancock, fue filmado por una cámara Hikvision, en proceso de violar las normas sanitarias contra el Covid vigentes en ese momento, lo que provocó su renuncia.

Hikvision negó los cargos y dijo a AFP que sus productos "cumplen con todas las leyes y regulaciones australianas aplicables y están sujetos a estrictos requisitos de seguridad".

El jueves, Beijing acusó a Canberra de "hacer un mal uso de su poder nacional para discriminar y reprimir a las empresas chinas". Pero el gobierno de centroizquierda de Australia ha estado tratando de mejorar las relaciones con China desde que el primer ministro laborista, Anthony Albanese, llegó al poder en mayo pasado. En el punto álgido de las tensiones en 2020, China había impuesto altos aranceles a las principales exportaciones australianas.

0/Post a Comment/Comments