Brasil: Pandillas siembran el terror en varias ciudades del Nordeste

A medida que aumentan las restricciones en las cárceles del estado brasileño de Rio Grande do Norte, los pandilleros se vengan en las calles, incendiando autos o atacando edificios.

Por Cuba Impacto

Al menos seis localidades del estado de Rio Grande do Norte, en el noreste de Brasil, fueron golpeadas durante la noche del martes al miércoles por una serie de ataques perpetrados por bandas, que llevan dos días sembrando el terror, incluyendo incendios de vehículos o disparos contra edificios públicos, según las autoridades.

La noche anterior, de lunes a martes, una veintena de localidades de este mal estado, de unos 3,5 millones de habitantes, ya se habían visto afectadas por esta ola de violencia, que dejó dos muertos. A pesar de un refuerzo del dispositivo de seguridad, el martes, los ataques continuaron anoche, en particular en Natal, la capital de Rio Grande do Norte.

Las imágenes en las redes sociales y los medios locales muestran autobuses, camiones y automóviles en llamas, así como estaciones de policía u otros edificios públicos acribillados a balazos. El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Flavio Dino, anunció este miércoles en Twitter el envío de "220 policías para acudir en auxilio de las fuerzas de seguridad de este Estado", y destacó que se podrían desplegar otros refuerzos en caso de ser necesario.

En respuesta al endurecimiento de la vigilancia en las prisiones

Según el sitio de noticias G1, citando fuentes policiales, dos individuos murieron en tiroteos con la policía, otros dos resultaron heridos y 30 fueron arrestados. Según las autoridades locales, estos ataques son represalias de grupos criminales tras un reforzamiento de la vigilancia en las prisiones de Rio Grande do Norte. También se realizó un decomiso de drogas y armas durante un reciente operativo policial.

“Es una reacción del crimen organizado a las firmes medidas adoptadas en las prisiones para enfrentar el crimen y la violencia”, dijo la gobernadora Fátima Bezerra en una entrevista con CNN Brasil.

“Estos derechos serán cada vez más reducidos”

Una agencia federal de prevención de la violencia en las prisiones informa condiciones particularmente “inhumanas y degradantes” en las prisiones estatales, incluidos casos de tortura y comida en mal estado, según G1. “El Estado tiene el deber de garantizar los derechos de las personas detenidas, pero ante agresiones como las que se están dando en este momento, estos derechos serán cada vez más reducidos”, advirtió Francisco Canindé de Araujo, secretario de Seguridad de Río Grande del Norte.

En Brasil, ciertos grupos criminales que operan en el narcotráfico son comandados por sus líderes, desde sus células. Rebeliones o enfrentamientos entre miembros de facciones rivales ya han dejado decenas de muertos en las cárceles brasileñas.

0/Post a Comment/Comments