Cáucaso: Armenia quiere llamar a la ONU para evitar un "genocidio" en Karabaj

Armenia teme un "genocidio" de sus ciudadanos del enclave de Nagorno Karabaj, que disputa con Azerbaiyán y quiere apelar a la ONU.

Por Cuba Impacto

Armenia declaró el jueves que acudirá a la ONU para impedir el "genocidio" de armenios en el enclave de Nagorno-Karabaj que se disputa con Azerbaiyán, acusando a las fuerzas de paz rusas de no cumplir su papel. Ereván acusa a Bakú de bloquear durante semanas la única carretera que une Nagorno Karabaj con Armenia, provocando una crisis humanitaria, para lanzar una "limpieza étnica de armenios". Bakú rechaza estas acusaciones.

"Los líderes militares y políticos de Azerbaiyán están planeando una limpieza étnica y un genocidio del pueblo de Nagorno Karabaj", dijo este jueves el primer ministro armenio, Nikol Pashinian, en una reunión del gobierno. “Las fuerzas de paz rusas son garantes de la seguridad del pueblo de Karabaj y si no pueden proporcionarla, ellos mismos deben acudir al Consejo de Seguridad de la ONU para evitar un genocidio”, dijo.

Nikol Pashinian declaró que había ordenado al jefe de la diplomacia armenia, Ararat Mirzoian, que pusiera en marcha "mecanismos internacionales para prevenir el genocidio, especialmente en el marco de la ONU". Ararat Mirzoyan es el responsable de "iniciar negociaciones con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Filippo Grandi) sobre el retorno de los armenios a los territorios ocupados azerbaiyanos de Karabaj y las regiones vecinas", declaró el Primer Ministro.

Conflicto mortal

Región montañosa poblada principalmente por armenios y que se separó de Azerbaiyán tras el colapso de la Unión Soviética, Nagorno Karabaj continúa envenenando las relaciones entre Ereván y Bakú. El primer conflicto, a principios de la década de 1990 en el momento del desmantelamiento de la URSS, que dejó 30.000 muertos, terminó con una victoria armenia con el apoyo de Moscú.

Pero Azerbaiyán se tomó la revancha en el otoño de 2020 durante una segunda guerra, que dejó 6.500 muertos y le permitió retomar muchos territorios. A pesar de la presencia de personal militar ruso, los enfrentamientos en Karabaj y en la frontera entre Azerbaiyán y Armenia siguen siendo frecuentes y amenazan con descarrilar la frágil tregua alcanzada tras la guerra de 2020.

Bakú acusó este miércoles a Ereván de haber disparado contra sus posiciones en la frontera entre los dos países del Cáucaso y en la región de Nagorno Karabaj. Armenia es cada vez más crítica con el papel de Rusia, su tradicional aliado; una prueba para la influencia regional de Moscú, sumida en su invasión de Ucrania.

0/Post a Comment/Comments