Estados Unidos: Cuatro muertos tras tiroteo en el cumpleaños de un adolescente

Tiroteos en una fiesta de cumpleaños de una niña de 16 años mataron al menos a cuatro personas el sábado por la noche en Alabama. Queda por esclarecer el motivo.

Por Cuba Impacto

Al menos cuatro personas murieron y una veintena más, en su mayoría adolescentes, resultaron heridas cuando un tirador abrió fuego el sábado durante una fiesta de cumpleaños en un pueblo del sur de Estados Unidos, días después de una tragedia tristemente similar en un banco de Kentucky.

Los tiroteos ocurrieron alrededor de las 10:30 p. m. del sábado en Dadeville, un pequeño pueblo de Alabama, dijeron las autoridades locales, sin indicar si había un sospechoso bajo custodia. Su objetivo era Mahogany Masterpiece, un salón de baile del centro donde una adolescente celebraba su decimosexto cumpleaños.

Un agujero de bala todavía era visible el domingo en la puerta de vidrio del edificio, rodeado por las famosas pancartas amarillas de la policía. “Este acto cobró trágicamente la vida de cuatro personas y dejó muchos heridos”, dijo el funcionario estatal Jeremy Burkett en una conferencia de prensa el domingo.

Circunstancias a aclarar

Más tarde dijo que 28 personas habían resultado heridas, varias de gravedad, e instó a los residentes a compartir cualquier información que pudieran tener sobre el ataque. Jeremy Burkett, sin embargo, no proporcionó más detalles sobre las circunstancias de la tragedia o el motivo del tirador.

Las fuerzas del orden creen que un altercado condujo a la tragedia, según la emisora ​​local WRBL. Se abre una investigación. El hospital Lake Martin recibió 15 heridos, entre ellos "la mayoría adolescentes", dijo a la AFP una de sus directoras, Heidi Smith. Otros heridos fueron tratados en otros lugares, dijo.

El hermano de la cumpleañera estaba entre los muertos, dijo su abuela al periódico Montgomery Advertiser. Era un adolescente sin historia, “que siempre tenía una sonrisa”, confió.

El miedo de los padres

El presidente estadounidense, Joe Biden, lamentó, en un comunicado de prensa, que Estados Unidos esté "una vez más en duelo" por los tiroteos. “¿Qué le ha pasado a nuestro país cuando los niños no pueden ir a una fiesta de cumpleaños sin miedo? ¿Cuándo los padres tienen que preocuparse cada vez que sus hijos cruzan la puerta de la escuela, el cine o van al parque?

El demócrata se conmueve, tras cada tiroteo, por la recurrencia de estas masacres. Desde su toma de posesión, ha tomado una serie de decretos para regular mejor las armas de fuego, pero sus poderes son limitados, porque es el Congreso el que tiene competencia en la materia.

Sin embargo, los republicanos son muy reacios a cualquier cambio importante, y muchos funcionarios electos están bajo la influencia de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA), el primer lobby armamentista estadounidense. Los políticos locales de este estado conquistados por los conservadores también han expresado su "dolor", pero han tenido cuidado de no pedir un cambio legislativo.

“El crimen violento no tiene cabida en nuestro estado”, respondió la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, expresando su “dolor” en Twitter. El republicano afirmó ser "mantenido informado" por la policía. Una conferencia de prensa está programada para el domingo por la mañana.

Estados Unidos paga un precio muy alto por la proliferación de armas de fuego en su territorio y la facilidad con la que los estadounidenses tienen acceso a ellas. El sábado por la noche, otros tiroteos dejaron al menos dos muertos y cuatro heridos en un parque de Louisville, Kentucky (centro este), según la policía local. Es en esta ciudad que un joven abrió fuego el lunes en el banco que lo empleaba, matando a cinco personas.

0/Post a Comment/Comments