África: las partes beligerantes en Sudán se reúnen en Arabia Saudita

Representantes del ejército del general Abdel Fattah al-Burhane y de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) del general Mohamed Hamdane Daglo conversarán en Jeddah.

Por Cuba Impacto

Las conversaciones entre representantes de los dos beligerantes en Sudán tendrán lugar el sábado en Arabia Saudí, según ha confirmado en una nota de prensa conjunta Ryad y Washington, lo que abre la posibilidad de una tregua en un conflicto que ya ha dejado varios centenares de muertos.

Estados Unidos y Arabia Saudita saludan el "inicio de las discusiones previas a la negociación" en Jeddah entre representantes del ejército del general Abdel Fattah al-Burhane y los de las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) Daglo del general Mohamed Hamdane.

“El Reino de Arabia Saudita y Estados Unidos instan a ambas partes a considerar los intereses de la nación sudanesa y su pueblo, y a participar activamente en las discusiones para lograr un alto el fuego y el fin del conflicto”, dicen Riyadh y Washington.

Mientras los ataques aéreos y las explosiones seguían sacudiendo varios distritos de Jartum durante todo el viernes, el ejército del general Abdel Fattah al-Burhane ya había anunciado por la noche que había enviado negociadores a Arabia Saudí, tras 21 días de combates que dejaron 700 muertos, 5.000 heridos, 335.000 desplazados y 115.000 refugiados.

Estos emisarios se reunirán en Yeda para "discutir los detalles de la tregua" varias veces renovada pero nunca respetada, explicó, sin que el otro bando, el del FSR, se pronunciara de inmediato.

Plaga del hambre

Desde hace varios días, el enviado de la ONU a Sudán, Volker Perthes, explica que los dos beligerantes habían dicho que estaban "listos para iniciar discusiones técnicas" relativas únicamente a las modalidades de un alto el fuego, citando a Arabia Saudí como posible lugar de encuentro.

La vuelta a las negociaciones políticas sobre el futuro de un país que salió en 2019 de 30 años de un gobierno militar para volver a caer bajo el control de los militares con el putsch de los dos generales en 2021 sólo será posible tras una tregua real, dijo.

Más allá de las víctimas directas, esta nueva guerra está aumentando el hambre, un flagelo que ya afectaba a uno de cada tres sudaneses. Según la ONU, entre 2 y 2,5 millones de personas adicionales podrían sufrir desnutrición aguda dentro de seis meses si el conflicto continúa.

Ante la "catástrofe" denunciada por los humanitarios, la comunidad internacional lucha por actuar en filas organizadas. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrará una sesión especial el 11 de mayo, casi un mes después del estallido de las hostilidades.

El domingo, son los ministros de los países de la Liga Árabe los que deben examinar "el expediente sudanés" sobre el que están profundamente divididos, tras varias discusiones entre líderes de la Unión Africana (UA) e Igad, la organización regional de África Oriental.

Conflicto “prolongado” 

La mediación entre Estados Unidos y Arabia Saudita no siempre parece converger con otros esfuerzos regionales para silenciar las armas. La inteligencia estadounidense espera un conflicto 'prolongado' en un país de 45 millones porque 'ambas partes creen que pueden ganar militarmente y tienen pocas razones para sentarse a la mesa de negociaciones' para discutir su futuro político.

La ONU advierte que 860.000 personas, sudaneses pero también muchos sursudaneses que regresan a su país, podrían cruzar las fronteras en los próximos meses y pide 402 millones de euros para ayudar al país, uno de los más pobres del mundo. A Egipto han llegado "más de 56.000 personas", según la ONU, "30.000 a Chad", "más de 12.000" a Etiopía y 10.000 a República Centroafricana.

Afdal Abdel Rahim está esperando para cruzar a Egipto. “Cuando comenzó la guerra, con bombardeos y ataques aéreos”, dijo a la AFP, “dejamos nuestras casas y huimos a Wadi Halfa”, la última ciudad antes de Egipto donde se aglomeran miles de sudaneses que huyen de la guerra.

En Darfur, en la frontera occidental de Chad, los civiles han sido armados para participar en enfrentamientos que mezclan a soldados, paramilitares y combatientes tribales o rebeldes, según la ONU. La ONG Norwegian Refugee Council (NRC), cuyas instalaciones fueron saqueadas, contabilizó "al menos 191 muertos, decenas de viviendas quemadas y miles de desplazados" en esta región asolada en la década de 2000 por un conflicto que provocó unos 300.000 muertos y 2,5 millones de desplazados según la ONU Testigos también informaron el jueves de combates en El-Obeid, a 300 kilómetros al sur de la capital.

En la ciudad costera de Port-Sudan, a salvo de la violencia, la ONU y cada vez más ONG intentan negociar la entrega de estos cargamentos a Jartum y Darfur, donde hospitales y reservas humanitarias han sido saqueadas y bombardeadas.

0/Post a Comment/Comments