Estados Unidos: Levantamiento de restricciones fronterizas: hacia una afluencia de migrantes

Estados Unidos debe levantar este jueves por la noche una medida que bloquea el acceso a su territorio desde el inicio de la pandemia, cuando miles de migrantes se aglomeran en la frontera sur.

Por Cuba Impacto

Incluso el presidente Joe Biden reconoció que la situación sería “caótica”. En un intento por responder, el estado federal ha movilizado a “más de 24.000 agentes y agentes del orden” en la frontera, además de 4.000 soldados.

Está previsto que la medida del "Título 42" se levante a las 23:59, hora de Washington, pero los cruces de migrantes que intentan llegar a EE.UU. Eldorado ya van en aumento, según informaron las ciudades fronterizas texanas de Brownsville, Laredo y El Paso.

"Va a ser duro, muy duro", resumió este miércoles el alcalde de esta última, Oscar Leeser. “No sabemos qué va a pasar al día siguiente, no sabemos qué va a pasar en los próximos diez días”, dijo. Su ciudad natal de El Paso, un punto final importante, se está “preparando para lo desconocido”, agregó Oscar Leeser.

Al otro lado de la frontera espera Marta Pérez, de Guatemala, con sus dos hijas, de 2 y 4 años. Entre lágrimas explica que su esposo y uno de sus hijos fueron asesinados, y que otro de sus hijos, un adolescente, está solo en Estados Unidos. "Ahora lo único que quiero es cruzar" la frontera, dijo a la AFP en Ciudad Juárez, localidad mexicana frente a El Paso.

"Muy difícil"

El ministro de Seguridad Nacional de EE. UU., Alejandro Mayorkas, reconoció que “los próximos días y semanas” podrían ser “muy difíciles”, y confirmó que las autoridades ya estaban observando “un alto número de llegadas en ciertos sectores”.

Enfrentados a patrones migratorios cambiantes, rumores difundidos por contrabandistas y un complejo trámite en línea, los migrantes que se amontonan en el norte de México son testigos de un rompecabezas procesal. “No sabemos qué está pasando”, dice Michel, un venezolano cruzado por AFP en Ciudad Juárez, a unos 300 metros de la frontera. “Nos ponen las cosas más difíciles”, se queja frustrado tras otro fallo en la aplicación móvil CBP One, en la que ahora hay que pedir cita.

Algunos de ellos se apresuran a cruzar la frontera antes del jueves por la noche para solicitar asilo, por temor a que el cambio en las reglas les impida hacerlo durante cinco años. Los inmigrantes proceden principalmente de América Latina pero también de China, Rusia o Turquía.

Política de migración

El “Título 42”, supuestamente para limitar la propagación de Covid-19, dio a las autoridades estadounidenses la posibilidad de rechazar de inmediato a todos los migrantes que ingresan al país, incluidos los solicitantes de asilo. En tres años, se ha utilizado 2,8 millones de veces.

Las nuevas restricciones de asilo, finalizadas por los Departamentos de Justicia y Seguridad Nacional de EE. UU., entrarán en vigencia el jueves por la noche. Antes de presentarse en la frontera, los solicitantes de asilo, a excepción de los menores no acompañados, deben ahora haber obtenido una cita en una aplicación telefónica establecida por los guardias fronterizos, o se les ha denegado el acceso al asilo en uno de los países cruzados durante su viaje migratorio.

De lo contrario, su solicitud se presumirá ilegítima y podrán ser objeto de un procedimiento de deportación acelerada, prohibiéndoles el ingreso a suelo estadounidense durante cinco años.

El Ejecutivo demócrata desea, en este candente tema, desplegar una política migratoria equilibrada, mientras que los republicanos acusan a Joe Biden, nuevo candidato para 2024, de haber transformado la frontera en un “tamiz”. Para favorecer las vías legales de inmigración, Washington ha previsto pues abrir a largo plazo un centenar de centros en el extranjero para estudiar sobre el terreno los expedientes de los candidatos a la emigración. Los primeros están previstos en Colombia y Guatemala.

0/Post a Comment/Comments