Japón aprueba ley que facilita la deportación de solicitantes de asilo

Japón aprobó este viernes una controvertida ley de inmigración que le permite deportar a personas cuyas solicitudes han sido repetidamente rechazadas.

Por Cuba Impacto

Japón aprobó este viernes una controvertida ley de inmigración que, según el gobierno, debería mejorar las condiciones de los solicitantes de asilo, pero también permite deportar a personas cuyas solicitudes han sido repetidamente rechazadas. Los solicitantes de asilo podían hasta ahora permanecer en Japón, durante el examen de su solicitud, independientemente del número de intentos.

Pero ahora pueden ser expulsados ​​después de tres negativas en virtud de esta revisión de la ley, adoptada a pesar de la fuerte oposición del Parlamento y de abogados y defensores de los derechos civiles. El texto “protegerá a aquellos que necesitan protección mientras trata estrictamente con las personas que han infringido las reglas”, dijo el ministro de Justicia japonés, Ken Saito.

"Abuso del sistema"

“Muchas personas abusan del sistema de solicitud para evitar la deportación, incluso si no huyen de un peligro o persecución”, dijo. El año pasado, Japón aceptó solo a 202 refugiados de unos 12.500 solicitantes y permitió que otras 1.760 personas permanecieran en el país debido a "consideraciones humanitarias". También ha aceptado a más de 2.400 personas que han huido de Ucrania desde el comienzo de la invasión rusa el año pasado.

“Es intolerable expulsar a personas, aunque tengan antecedentes penales, a países que podrían violar los derechos humanos” y en los que “su vida y su libertad estarían en peligro”, protestó esta semana el Colegio de Abogados de Tokio. Se organizaron manifestaciones contra esta reforma, pero la coalición gobernante, que cuenta con una mayoría abrumadora en la Dieta, rechazó una protesta de la oposición parlamentaria.

Incluso estalló un altercado en el Parlamento el jueves: políticos de la oposición atacaron al presidente de un comité que discutía la reforma legislativa, tratando de evitar que se llevara a cabo una votación. El gobernante Partido Liberal Democrático dice que esta revisión de la ley también mejorará el acceso a la atención médica y el alojamiento para las personas cuya solicitud de asilo está pendiente de revisión.

Murió bajo custodia

Las condiciones de detención de inmigrantes en situación irregular en Japón han sido fuertemente criticadas, en particular desde la muerte en detención en 2021 de Wishma Sandamali, una esrilanquesa de 33 años, cuya familia exige al gobierno japonés el equivalente a más de un millón de dólares en daños. La joven, que se encontraba en un centro de detención en Nagoya (centro), se habría quejado en varias ocasiones de dolores de estómago y otros síntomas, pero no recibió el tratamiento médico adecuado según sus seguidores. La controversia y la presión política generada por este caso llevaron al abandono de un proyecto de ley similar en su momento. 

0/Post a Comment/Comments