Estados Unidos: Commander, el perro de Biden, acusado de morder en serie

Según documentos del Servicio Secreto, el pastor alemán del presidente estadounidense y su esposa estuvieron involucrados en diez incidentes, incluido uno que requirió una visita al hospital.

Por Cuba Impacto

La Casa Blanca no solo está haciendo malabarismos con cuestiones políticas, sino también con problemas caninos, ya que uno de los pastores alemanes de la pareja Biden es señalado por morder en múltiples ocasiones, hasta el punto de tener que volver a entrenarlo.

Jill Biden 'no pudo recuperar el control'

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y su esposa, Jill, se habían mudado a la Casa Blanca con dos perros, dos pastores alemanes, Champ y Major. Después de la muerte de Champ, los Biden presentaron a su nuevo amor: Commander ("Comandante"), una joven y dinámica pastora alemana. En un video, se filma a Joe Biden lanzando una pelota o entrando a la Casa Blanca con el cachorro atado, acompañado por su esposa, Jill, y diciendo "Hola, amigo" a Commander.

Pero el "compañero" de Biden está mordiendo, señala la prensa estadounidense citando documentos del Servicio Secreto, unidad especializada en custodiar al presidente, obtenidos a través de solicitudes de acceso a la información realizadas por la organización conservadora Judicial Watch. Según estos documentos, Commander está involucrado en diez incidentes, incluido uno en el que la víctima tuvo que ir al hospital. En uno de los casos, Jill Biden “no pudo recuperar el control” del joven perro que se abalanzó sobre un miembro del Servicio Secreto de la Casa Blanca, subrayan medios estadounidenses.

Un lugar “único y a menudo estresante”

“Es solo cuestión de tiempo antes de que un agente u oficial sea atacado o mordido”, escribió un empleado del Servicio Secreto en un correo electrónico citado en estos documentos. Y prueba de que Washington no está bromeando con este asunto, la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, tuvo que discutir el martes en una conferencia de prensa el destino del "Comandante".

La familia Biden está "tratando de encontrar soluciones", incluido el posible establecimiento de "un área designada donde Commander pueda correr y hacer ejercicio", dijo a los periodistas. El director de comunicaciones de la primera dama le dijo a CNN que la Casa Blanca es un “lugar único y a menudo estresante para las mascotas” y que los Biden están tratando de establecer un nuevo protocolo al respecto. Hasta entonces, el perro Commander deberá volver a entrenarse.

Major, otro perro de Biden, fue enviado brevemente a Delaware, el bastión de la familia Biden, en 2021 para recibir entrenamiento después de morder al menos a un empleado de la Casa Blanca. Por recomendación de especialistas, los Biden finalmente tuvieron que desprenderse de él y encomendarlo a amigos que viven “en un ambiente más tranquilo”.

0/Post a Comment/Comments