Haití: La ONU aún no está lista para enviar una fuerza de intervención internacional

Si bien el último informe sobre la situación en el país reporta violencia “que ha seguido escalando y extendiéndose”, el Consejo de Seguridad de la ONU no quiere intervenir.

Por Cuba Impacto

El Consejo de Seguridad de la ONU llamó el viernes a la comunidad internacional a apoyar a la policía haitiana, sin responder al llamado de enviar una fuerza de intervención internacional para ayudar a combatir las bandas que asolan el país.

Resolución de medios tonos

La resolución adoptada por unanimidad "alienta a los estados miembros, incluidos los estados regionales, a brindar apoyo de seguridad a la Policía Nacional de Haití", "incluso mediante el despliegue de una fuerza especializada". Pero el texto, centrado en la renovación por un año del mandato de la misión política de la ONU en Haití (Binuh), está lejos de evocar un mandato para esta hipotética fuerza.

Así, los 15 miembros del Consejo piden al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que presente un informe en el plazo de 30 días sobre las posibles "opciones" para mejorar la seguridad, refiriéndose en particular a la lucha contra el tráfico de armas, la formación de policías y el "apoyo a una fuerza multinacional ajena a la ONU o una posible operación de mantenimiento de la paz".

Secuestros, saqueos, violaciones y decapitaciones

Antonio Guterres transmitió en octubre el llamado del gobierno haitiano para una fuerza de intervención internacional para apoyar a la policía abrumada ante la violencia de las pandillas que aterroriza a la población.

Francotiradores en los tejados, asesinatos, secuestros, violaciones de mujeres y niñas, saqueos, miles de desplazados...: el último informe del Secretario General, publicado el viernes, describe la magnitud de la violencia "que ha seguido intensificándose y extendiéndose". Entre enero y junio, los homicidios aumentaron un 67,5% con respecto al segundo semestre de 2022 (2094 homicidios registrados frente a 1250), según el documento, que menciona algunas víctimas decapitadas.

Los vecinos se toman la justicia por su mano

Y ante la incapacidad de la policía para actuar, los habitantes comenzaron a tomarse la justicia por su mano, surgiendo el movimiento de autodefensa “Bwa Kale” que se extendió a todos los departamentos. Más de 224 presuntos pandilleros fueron asesinados por grupos de autodefensas entre fines de abril y fines de junio, a veces apedreados, mutilados, “quemados vivos en medio de la calle frente a la policía”, según el informe.

Pero la llamada para enviar una fuerza aún no ha sido respondida. Si bien algunos países han indicado que están listos para participar, ninguno se ha ofrecido como voluntario para liderar una operación de este tipo en un país escaldado por múltiples intervenciones extranjeras.

La resolución simplemente reitera el llamado a los estados miembros para evitar la transferencia de armas pequeñas a las pandillas. El texto también aumenta de 42 a 70 el número de personal del Binuh dedicado al asesoramiento policial. Es “un paso en la dirección correcta” pero no puede ser “suficiente para ayudar al gobierno a enfrentar el desafío de la seguridad”, reaccionó el embajador haitiano Antonio Rodrigue. "La población está esperando una decisión concreta sobre el despliegue de una fuerza internacional, no ha sido así y la decepción debe ser grande", agregó.

0/Post a Comment/Comments