Sudáfrica: Arrestar a Putin sería una "declaración de guerra", dice el presidente

El presidente ruso está invitado a la cumbre de los Brics, prevista del 22 al 24 de agosto en Johannesburgo. Sujeto a una orden de la Corte Penal Internacional, se supone teóricamente que Pretoria debe arrestarlo.

Por Cuba Impacto

Arrestar a Vladimir Putin equivaldría a declarar la guerra a Rusia, dijo el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, en documentos publicados este martes, en medio de un debate nacional sobre la recepción del presidente ruso en el país para la cumbre de los Brics.

Putin bajo orden internacional

Putin está invitado a la cumbre, prevista del 22 al 24 de agosto en Johannesburgo, de este grupo de cinco grandes potencias emergentes (Sudáfrica, Brasil, China, India y Rusia) presidido actualmente por Pretoria. Pero el presidente ruso está en la mira desde marzo de una orden de la Corte Penal Internacional (CPI) por el crimen de guerra de “deportación” de niños ucranianos desde la invasión de Ucrania, cargos que Moscú rechaza en su conjunto.

Como miembro de la CPI, se supone teóricamente que Sudáfrica arrestará a Putin si ingresa a su territorio. Un serio dilema diplomático para Pretoria, que se niega a condenar a Moscú desde el inicio de la guerra en Ucrania.

Deber de proteger a la patria

El caso ha tomado un giro legal ya que el principal partido de oposición de Sudáfrica, la Alianza Democrática (DA), está tratando a través de los tribunales de obligar al gobierno a garantizar que Putin sea arrestado y entregado a la CPI si pone un pie en el país. En una declaración jurada, Ramaphosa calificó la solicitud del fiscal como "irresponsable".

“Rusia ha dejado en claro que cualquier arresto de su presidente en ejercicio equivaldría a una declaración de guerra. No sería coherente con nuestra constitución arriesgarse a involucrar al país en una guerra con Rusia”, escribió, diciendo que violaría su deber de proteger al país.

¿Exención de las reglas de la CPI?

Sudáfrica busca una exención de las reglas de la CPI con el argumento de que el arresto de Putin podría amenazar "la seguridad, la paz y el orden del Estado", dijo Ramaphosa en este texto firmado en junio y originalmente clasificado como confidencial, antes de que el tribunal decidiera hacerlo público.

En una entrevista reciente con los medios locales, el vicepresidente de Sudáfrica, Paul Mashatile, dijo que su gobierno había tratado de convencer a Vladimir Putin de que no viniera, sin éxito hasta el momento. El grupo BRICS pretende pesar más en las instituciones internacionales hasta ahora dominadas por Estados Unidos y Europa. La cumbre de Johannesburgo, organizada en un centro de convenciones, será la decimoquinta.

0/Post a Comment/Comments