CEDEAO: Níger: intervención militar "última opción sobre la mesa"

Mientras la CEDEAO se reúne hasta el viernes, el líder de las fuerzas militares que han tomado el poder en Níger ha declarado que "rechaza de plano las sanciones" y "se niega a ceder a cualquier amenaza".

Por Cuba Impacto

Una intervención militar en Níger sería "la última opción sobre la mesa" para restaurar al presidente Mohamed Bazoum, derrocado en un golpe de Estado hace una semana, dijo el miércoles un funcionario de la CEDEAO, el bloque de África Oriental y Occidental cuyos líderes han amenazado con utilizar 'fuerza'. Al mismo tiempo, la ayuda internacional continuó agotándose, y el Banco Mundial anunció el final de sus desembolsos a Níger.

“La opción militar es la última opción sobre la mesa, el último recurso, pero debemos prepararnos para esta eventualidad”, dijo el comisionado de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) a cargo de Asuntos Políticos y Seguridad, Abdel- Fatau Musa. Hablaba en la apertura de una reunión de jefes de personal de África Occidental en Abuja, Nigeria, que debe terminar el viernes, dos días antes de que expire el domingo un ultimátum de la CEDEAO que exige el regreso al orden anterior.

En Niamey, el general Abdourahamane Tiani, jefe de los soldados que tomaron el poder en Niamey, declaró que "rechazaba de plano las sanciones" y "se negaba a ceder a cualquier amenaza". “El CNSP (Consejo Nacional de Salvaguarda de la Patria, en el poder) rechaza en bloque estas sanciones y se niega a ceder ante cualquier amenaza y venga de donde venga”, dijo en un discurso televisado en la noche, en la víspera del la conmemoración de la independencia del país, antigua colonia francesa. “Rechazamos cualquier injerencia en los asuntos internos de Níger”.

En Moscú, la diplomacia rusa llamó al "diálogo" para evitar un "deterioro de la situación", al considerar que la "amenaza de usar la fuerza contra un estado soberano no contribuirá a distender las tensiones y resolver la situación en el país".

Durante el día, varios aviones realizaron evacuaciones a París y Roma. Por su parte, Washington ordenó la evacuación de su personal no esencial en la embajada de Niamey.

La CEDEAO, presidida por el presidente nigeriano Bola Tinubu, ha impuesto fuertes sanciones a Niamey. Dio hasta el domingo a los golpistas para restituir a Mohamed Bazoum en sus funciones, bajo pena de usar "la fuerza". De acuerdo con las sanciones, Nigeria ha cortado el suministro de electricidad a Níger, que depende en un 70 % de la energía de su vecino.

Una delegación de la CEDEAO, encabezada por el nigeriano Abdulsalami Abubakar, se encuentra actualmente en Niamey para "negociar" con los golpistas, dijo uno de los responsables de la organización.

El Banco Mundial anunció la suspensión de los desembolsos "para todas sus operaciones y hasta nuevo aviso" a Níger. Gastó $ 1.5 mil millones en el país en 2022 a través de sus diversos programas de ayuda.

Enviado de Nigeria a Malí

La junta que derrocó al presidente Mohamed Bazoum el 26 de julio y lo ha retenido desde entonces envió un enviado, el general Salifou Mody, a Malí, según funcionarios nigerianos y malienses.

Malí y Burkina Faso, países vecinos gobernados por militares después de los golpes de estado en 2020 y 2022, apoyan a la junta de Níger y dicen que cualquier intervención armada se consideraría “una declaración de guerra” a sus dos países y conduciría a la retirada de la CEDEAO.

La junta acusó el lunes a Francia, una antigua potencia colonial, de querer “intervenir militarmente”, lo que París negó rotundamente. Por el momento, París y Roma están evacuando a sus nacionales y extranjeros que así lo deseen, incluidos estadounidenses, canadienses, belgas, austriacos, alemanes, nigerianos, portugueses, etíopes e incluso libaneses.

El miércoles por la noche, un quinto avión del gobierno francés aterrizó en Niamey para evacuar a franceses y europeos, según el ejército francés, que especifica que este debería ser el último vuelo de evacuación. Los cuatro vuelos franceses anteriores han evacuado a 992 personas, incluidos 560 franceses, según París.

París justificó la operación por la "violencia que tuvo lugar" contra su embajada el domingo durante una manifestación hostil a Francia, y por "el cierre del espacio aéreo". Pero para el general Tiani, los franceses, “que nunca han sido objeto de la más mínima amenaza” (…) no tienen ninguna razón objetiva para abandonar Níger”.

Tranquilidad en Niamey

La junta anunció durante la noche del martes al miércoles la reapertura de las "fronteras terrestres y aéreas" de Níger con cinco países vecinos (Argelia, Burkina Faso, Libia, Malí y Chad). Por el momento, "en Niamey, no hay tensiones particulares en la ciudad, ningún estrés particular, la población se ocupa de sus asuntos", describió a su llegada a París un pasajero que trabajaba para la UE en París.

Francia, antigua potencia colonial en la región y apoyo inquebrantable al presidente Bazoum, parece ser el objetivo privilegiado de los soldados que derrocaron a este último, encabezados por el general Abdourahamane Tiani. La evacuación de unos 1.500 soldados franceses destacados en Níger "no está en la agenda", según el Estado Mayor de los ejércitos franceses.

No hay dudas tampoco para Estados Unidos, que no habla de un "golpe de Estado", considerando que todavía hay una "pequeña ventana" para la diplomacia y la restauración del presidente Bazoum en sus funciones, a lo que el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken afirmó el “apoyo inquebrantable de Estados Unidos”.

0/Post a Comment/Comments